La primera Ministra, Theresa May, en la Cámara de los Comunes. Foto de archivo.

Theresa May, la primera ministra de Reino Unido, dijo que el proceso de separación con la Unión Europea podría retrasarse por varios meses o incluso podría fracasar si el Parlamento no respalda el acuerdo alcanzado hasta ahora, que será discutido la próxima semana.

     El plazo para concretar el Brexit, como se conoce al proceso de separación de los ingleses del bloque europeo, por el acrónimo que forman en inglés las palabras británica y salida, vence el 29 de marzo, pero la primera ministra ha encontrado dificultades para obtener el apoyo del parlamento, en más de una ocasión.

     Por ello es que May dijo que si el acuerdo que ha negociado con la Unión Europea es rechazado se generaría una gran incertidumbre sobre las condiciones en que se podría lograr la separación, pues incluso se corre el riesgo de que las protecciones logradas hasta ahora desaparezcan.

     “La única certeza sería la incertidumbre continua”, dijo May, en un discurso pronunciado hoy en el puerto de Grimsby. “Podemos irnos sin las protecciones que proporciona el trato. Puede que nunca nos vayamos”.

     La primera ministra agregó que es de vital importancia terminar con el Brexit, para que el Reino Unido se centre en atender asuntos locales, como es el Servicio Nacional de Salud. 

     El Parlamento se reunirá el siguiente martes para votar el acuerdo de May, por lo que los 630 miembros decidirán si respaldan o rechazan el Brexit. En caso que no obtenga el respaldo suficiente, la primera ministra adelantó que propondrá un acuerdo para pedir una extensión a la Unión Europea para concretar la separación.

 

 

 

 



Fecha de publicación: 08/03/2019