Estados Unidos suma 2o mil empleos en Nómina No Agrícola de febrero. Foto de archivo.

El mercado laboral en Estados Unidos registró durante febrero su nivel más bajo en el último año y medio, aunque la lectura del número de empleos creados no necesariamente es alarmante pues la economía más grande del mundo continuó enviando señales de salud.  

La Nómina no Agrícola, el indicador más completo para evaluar la salud del empleo en Estados Unidos, registró durante febrero la adición de 20 mil nuevos puestos de trabajo con respecto a enero, de acuerdo con cifras de Bureau of Labor Statistics (BLS).

     La creación de nuevos empleos resultó muy inferior al consenso de las previsiones de los analistas encuestados por el portal financiero Investing.com, quienes anticipaban un incremento de 181 mil plazas laborales en el segundo mes del año con respecto al primero de 2019.

De hecho el resultado de la Nómina no Agrícola en el mes de febrero registró su menor nivel desde el mes de septiembre de 2017, cuando se crearon únicamente 18 mil nuevos puestos de trabajo.

     “Si bien el reporte del mes de febrero fue sorpresivo por la diferencia considerable entre lo esperado y lo observado, la interpretación que puede extenderse no necesariamente es alarmante”, escribieron Janneth Quiroz y Marcos Arias, economistas de Grupo Financiero Monex, en un reporte.

      Los economistas agregaron que la menor creación de empleos se debe a incidencias temporales, como el cierre de gobierno y el clima que pudo haber afectado las actividades.

     El mercado laboral estadounidense vio crecer las nóminas de los sectores del sector salud en 21 mil plazas; el sector minorista sumó en 11 mil plazas; el sector manufacturero en cuatro mil plazas; y el sector del ocio y la hotelería no registró cambios. Por el contrario, el sector de la construcción perdió 31 mil plazas.

     Además, hay quienes consideran que el dato no es preocupante porque al interior se observó un aumento salarial, que augura una mayor capacidad de compra de las familias estadounidenses y aleja los temores de un enfriamiento económico, sin implicar presiones inflacionarias.

     “Los salarios más altos pueden ayudar a tener un bajo nivel de inflación”, escribieron Kevin Logan y Ryan Wang, economistas de HSBC Global Research, en un reporte.

     Los salarios por hora crecieron 11 centavos a 37.66 dólares en febrero contra enero, de modo que los ingresos por hora de los trabajadores aumentaron en 3.4% con respecto a los registrados en febrero de 2018.

     Por su parte, la tasa de desempleo cayó a 3.8% en el mes de febrero contra enero, su menor nivel desde octubre del año pasado. Además, se encuentra su nivel más bajo para un febrero en los últimos 10 años.

     La tasa de desempleo de febrero incluso fue inferior al 3.9% esperado por los analistas encuestados por Investing.com, que era la lectura del mes previo.

     Para algunos economistas, la lectura integral de la Nómina no Agrícola va de la mano con la lectura que hacen los funcionarios de la Reserva Federal (Fed) sobre un mercado laboral robusto.

     “Creemos que, por el momento, esta lectura acompaña la perspectiva de la Fed sobre un mercado laboral robusto”, escribieron los analistas de Monex. “Por lo que no prevemos que se implemente algún movimiento en la tasa de referencia durante la última reunión de política monetaria, la cual se realizará los días 19 y 20 de marzo”.

     Por su parte, la participación laboral se mantuvo en 63.2% en el mes de febrero contra enero.

     Finalmente, la semana laboral promedio de los empleados registrado en la nómina privada no agrícola cayó a 0.1 horas a 34.4 horas en febrero contra enero.

Por otro lado, BLS realizó un ajuste al alza en los empleos creados en diciembre de 222 mil a 227 mil plazas; y el de enero de 304 mil a 311 mil, con lo que en total subieron 12 mil unidades.    

 



Fecha de publicación: 08/03/2019