México y Estados Unidos establecieron en junio de 2017 un acuerdo para regular las exportaciones mexicanas de azúcar. Foto de archivo.

25 de ene. (Sentido Común) -- CSC Sugar, un refinador y comercializador estadounidense de azúcar, busca que un tribunal anule el actual acuerdo azucarero entre Estados Unidos y México, ya que presuntamente la dependencia estadounidense encargada de las negociaciones falló en mantener registros públicos de sus intercambios con actores privados locales.

     La empresa interpuso una demanda ante la Corte de Comercio Internacional en Nueva York, argumentando que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, y otros funcionarios sostuvieron comunicaciones privadas con refinadores estadounidenses que se beneficiaron de un cambio en la definición del nivel de pureza del azúcar refinada que México exporta, en detrimento de otras empresas locales del ramo, de acuerdo con un comunicado.

     “CSC argumenta que la incapacidad [del Departamento de Comercio] para proporcionar un registro completo viola la ley federal que requiere la divulgación completa de dicha información y frustra la capacidad de la Corte para ejercer su autoridad de revisión”, dijo la compañía, en el comunicado. “Esto fue sustancialmente perjudicial y debería invalidar el acuerdo de comercio de azúcar entre Estados Unidos y México”.

     El acuerdo, establecido en junio de 2017, redujo de 99.5 a 99.2% el nivel de pureza del azúcar mexicano para ser considerada como refinada en Estados Unidos, algo que la empresa dijo ha beneficiado a unos segmentos de la industria azucarera estadounidense, en detrimento de otros actores del sector, como la propia CSC, que además de importar azúcar desde México, sus costos aumentaron debido a que ahora debe procesar azúcar de menor pureza.

     La reducción de los niveles de pureza sólo se aplica al azúcar mexicano y no al producto proveniente de otros países exportadores.

     CSC dijo también que sus costos aumentaron debido a las estipulaciones del acuerdo en materia de transporte del producto.

     México y Estados Unidos establecieron el acuerdo para evitar la aplicación de un arancel de cerca de 44% a las importaciones mexicanas de este producto, impulsado por empresas estadounidenses que argumentaron detrimento de su negocio.

     El acuerdo también elevó el precio al que se vende el azúcar mexicano en Estados Unidos. Además, redujo de 53 a 30% las cuotas de azúcar refinada que México podía exportar al país, con respecto a las exportaciones totales; y elevó de 47 a 70% la proporción del azúcar crudo que los productores mexicanos pueden introducir a Estados Unidos.

     Productores cañeros mexicanos consideran que el acuerdo no ha sido del todo conveniente para la industria, ya que ha generado un desequilibrio en el comercio con Estados Unidos, principalmente porque no considera la importación de Estados Unidos a México de fructuosa de maíz, un sustituto del azúcar para endulzar muchos alimentos y bebidas. 

     “Los acuerdos de suspensión entre México y Estados Unidos son lesivos porque nos limitan el acceso al mercado norteamericano. . . generándonos excedentes artificiales”, dijo Carlos Blackaller, presidente de la Unión Nacional de Cañeros, en una entrevista. “Si prospera la demanda va a dejar evidencia lo que hemos venido reclamando los últimos años. . . pero hay un riesgo ya que en teoría quedarían vigentes los aranceles compensatorios y México tendría que volver a renegociar”.      

    




Fecha de publicación: 25/01/2019