Diversos grupos de productores farmacéuticos, de pacientes y de trabajadores del sector salud de Estados Unidos pidieron al gobierno de su país que realice cambios al Tratado México, Estados Unidos y Canadá para evitar mayores precios de las medicinas.

     De acuerdo con esos grupos, las reglas del T-MEC --como se conoce al acuerdo con el que los tres países modernizaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)-- impulsarán el poder monopólico de algunas compañías dentro del sector salud en Estados Unidos.

     Ese aliciente a las compañías con mayor participación de mercado dentro de la industria podría aumentar los precios de las medicinas en el corto plazo, en detrimento de los pacientes y de los empleos que genera ese sector.

     De ahí que múltiples grupos pidieron al representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, que ajuste el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica para evitar efectos contrarios al sector salud.

     “Contrario a las intenciones del Congreso, las provisiones del T-MEC en farmacéuticos no ofrecen un balance adecuado entre las prioridades de innovación con acceso a las medicinas”, escribieron los grupos en una carta a Lighthizer. “Además, algunos puntos del nuevo acuerdo son inconsistentes con las leyes actuales de Estados Unidos”.

     Esos mismos grupos también agregaron que el gobierno estadounidense deberá “robustecer la regulación” de ese sector en el T-MEC para generar los incentivos a que nuevas empresas entren al mercado y evitar prácticas desleales.

     La carta a Lighthizer fue firmada por 29 asociaciones distintas, que también enviaron su solicitud a ocho legisladores estadounidenses.

 



Fecha de publicación: 06/11/2018