El presidente Andr閟 Manuel L髉ez Obrador reiter su intenci髇 de lograr un promedio de crecimiento econ髆ico de 4% para finales de su sexenio. Foto cortes韆 de presidencia.

28 de feb. (Sentido Com鷑) -- Las se馻les m醩 recientes sobre el desempe駉 de la econom韆 nacional, junto con un entorno externo lleno de incertidumbre por las disputas comerciales internacionales, hacen pensar cada vez a un mayor n鷐ero de personas que la promesa del presidente Andr閟 Manuel L髉ez Obrador de lograr tasas de crecimiento cercanas a 4% son cada vez m醩 dif韈iles.

     Claro que si bien esas advertencias no hacen mella en el 醤imo del presidente, s provocaron que, al menos hoy, el mandatario mostrara una actitud m醩 prudente frente al reto que enfrenta en materia de crecimiento para este a駉, al grado que incluso reconociera, por primera vez, que durante su primer a駉 de gobierno ser dif韈il alcanzar la meta de crecimiento de 2% que estipul en su programa econ髆ico para 2019.

     揂hora est醤 diciendo que el primer [a駉] de nosotros va a ser 1.6[%]. Est bien, lo aceptamos, estamos empezando, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina. Claro que 搇es vamos a demostrar que va a crecer m醩 la econom韆.

     El cambio de perspectiva que admiti L髉ez Obrador se da luego que Banco de M閤ico se convirti, el mi閞coles, en ser el 鷏timo actor en estimar un menor optimismo para el futuro econ髆ico de M閤ico. Ayer, el instituto central anunci, durante su conferencia para revisar su reporte trimestral sobre la evoluci髇 de la inflaci髇, que recortaba su pron髎tico de crecimiento econ髆ico para este y el pr髕imo a駉.

     Para 2019, el banco central mexicano est ya estimando un avance de entre 1.1 y 2.1%, inferior a su pron髎tico anterior de entre 1.7 y 2.7%; mientras que su expectativa para 2020 pas de un intervalo de entre 2 y 3% a uno nuevo y menor de entre 1.7 y 2.7%.

     As, a diferencia de otros casos, en los que L髉ez Obrador desestim los c醠culos de analistas del sector privado, el presidente opt, cuando menos, por un tono menos agresivo y m醩 bien apost por dar una sorpresa positiva al t閞mino de este a駉 y sobre todo al final de su gesti髇.

     揝on interpretaciones. Yo, cada quien tiene sus enfoques, cada analista, cada experto hace sus reflexiones, pero yo lo que creo es que hay mucha confianza en el pa韘, agreg el mandatario.

      El gobierno lopezobradorista calcul en los criterios de pol韙ica econ髆ica para este a駉, que dio a conocer a finales de 2018, que bajo su mandato el pa韘 avanzar韆 2% en 2019 con respecto al previo. En caso de que la econom韆 mexicana avanzara a ese ritmo, 閟te ser韆 el mismo con el que cerr el presidente Enrique Pe馻 Nieto su 鷏timo a駉 de gobierno.

     Para justificar su cambio de perspectiva, L髉ez Obrador utiliz un argumento que ya hab韆n usado otros especialistas y que est fundamentado en evidencia hist髍ica. Ese argumento es que la econom韆 mexicana ha sufrido, casi siempre, una desaceleraci髇 en el primer a駉 de gobierno de una nueva administraci髇.

     Por ejemplo, durante el primer a駉 de Pe馻 Nieto, la econom韆 creci 1.6%, tasa inferior a la del 鷏timo a駉 de gobierno de su antecesor Felipe Calder髇 que cerr con una tasa de crecimiento cercana a 5%. Por su parte, la econom韆 mexicana creci en el primer a駉 de Calder髇 a un ritmo de 2.3%, tambi閚 inferior a la tasa de avance  del 鷏timo a駉 de Vicente Fox. 

     Fox y su antecesor, el presidente Ernesto Zedillo, tambi閚 registraron menores tasas de crecimiento en su primer a駉 de gobierno si se comparan con las de sus predecesores. En el caso de Zedillo, M閤ico incluso registr una recesi髇 de 6.3% al inicio de su gobierno, el peor descenso desde el periodo de la Gran Depresi髇 de finales de los veinte y principios de los treinta del siglo XX.

     Claro que aun cuando L髉ez Obrador tiene raz髇 en indicar que en los 鷏timos sexenios la econom韆 registra un freno en el primer a駉 de una nueva administraci髇, el reto para 閘, que muchos ven como complejo, por el freno que muy probablemente registre M閤ico este a駉, es el de alcanzar una tasa de crecimiento sexenal promedio de 4% anual.

     Esto porque a los retos internos deben sumarse los externos, sobre los cuales L髉ez Obrador tiene poca o nula injerencia, sobre todo cuando hay s韓tomas de una desaceleraci髇 de la econom韆 global por las tensiones comerciales que viven Estados Unidos y China , por la posible salida abrupta del Reino Unido de la Uni髇 Europea, o por las dudas que a鷑 rodean la ratificaci髇 del Tratado M閤ico, Estados Unidos y Canad (T-MEC) en el congreso estadounidense.

     Para M閤ico, la ratificaci髇 de ese acuerdo es crucial ya que cerca de una tercera parte de la econom韆 mexicana est ligada al sector externo, que a su vez depende enormemente de la evoluci髇 econ髆ica de Estados Unidos, la econom韆 m醩 grande del mundo y que consume 80% de todas las exportaciones del pa韘.

     Claro que a pesar de estas circunstancias adversas, L髉ez Obrador sigue apostando por sorprender, sobre todo cuando conf韆 que lograr restaurar la confianza que perdi del sector privado con su decisi髇 de cancelar la construcci髇 del Nuevo Aeropuerto Internacional de M閤ico (NAIM), que edificaba el gobierno anterior sobre lo que fue el Lago de Texcoco.

     Esa decisi髇 gener desconfianza de los inversionistas dado que las razones para cancelar una obra en la que el gobierno ya hab韆 invertido cerca de 100 mil millones de pesos, o cinco mil millones de d髄ares, parecieron insuficientes frente a los costos de cancelar el proyecto, m醩 cuando los pretextos o problemas para decidir su terminaci髇 anticipada eran corregibles, de acuerdo con diversos especialistas.

     As, frente a la incertidumbre que gener el presidente y ante la desaceleraci髇 econ髆ica que registra M閤ico y el mundo, L髉ez Obrador ha comenzado a trabajar por restaurar la relaci髇 con la clase empresarial mexicana en las 鷏timas semanas.

     L髉ez Obrador ha tenido as reuniones con algunos de los grupos empresariales m醩 relevantes del pa韘, como son el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), a fin de ganar su apoyo, ya que sin 閘 y la inversi髇 privada que representan es dif韈il y se ve complicado que M閤ico pueda alcanzar tasas de crecimiento cercanas o superiores a la meta de 4% anual.

     El presidente adem醩 cre recientemente un consejo para promover la inversi髇 y el crecimiento de la econom韆 mexicana, en el que participan muchos de los empresarios y acad閙icos m醩 distinguidos de M閤ico.

     As, hasta ahora, al menos en el papel, el presidente ha logrado los compromisos que buscaba para poder pensar que con la ayuda del sector privado el pa韘 podr quiz醩 alcanzar una mayor tasa de crecimiento.

     揌ay un ambiente muy bueno para que se pueda crecer, para que no tengamos conflictos, dijo el presidente en su conferencia. Los acuerdos alcanzados con los empresarios son 揷recer al 4%, que no haya pobreza extrema y que se destierre la corrupci髇 del pa韘, ese es el gran prop髎ito del gobierno de la Rep鷅lica de M閤ico.

     揂yer hicimos un compromiso muy importante con el Consejo Coordinador Empresarial que, dicho sea de paso, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, de primera, de primera, un hombre inteligente, honesto y preocupado por el desarrollo del pa韘 , agreg el presidente. 

     El cambio de tono del presidente frente a las estimaciones de un menor crecimiento para M閤ico para este a駉 de pr醕ticamente todos los agentes econ髆icos, sobre todo los revelados ayer por Banco de M閤ico, contrastan con la actitud que tom hace un par de semanas cuando los analistas del banco estadounidense Bank of America Merrill Lynch (Bofa), uno de los mayores bancos de inversi髇 en el mundo, aplicaron un recorte a su pron髎tico de crecimiento del PIB de la econom韆 mexicana en 2019 de 2 a 1%.

     揂cerca de la proyecci髇 sobre crecimiento econ髆ico, yo tengo otros datos. Respeto, desde luego, a quienes sostienen que no vamos a alcanzar nuestras metas de crecimiento econ髆ico dijo el mandatario, en su conferencia matutina del 16 de enero. 換u bueno que haya esas proyecciones, yo lo 鷑ico que pido es seriedad en analistas, en quienes hacen esas proyecciones porque si no a ellos les afecta, se desprestigian y yo acepto los desaf韔s, si ellos dicen: A ver, uno por ciento, yo digo m醩 de dos, o sea, digo, el doble y est grabado. Entonces vamos a ver qui閚 tuvo la raz髇

     L髉ez Obrador ha dicho que algunos factores que pueden ayudar a acelerar la econom韆 mexicana son el combate a la corrupci髇, la austeridad en el gasto de la burocracia, los incrementos salariales aplicados a nivel nacional, la desaceleraci髇 de la inflaci髇 y el reparto de recursos econ髆icos a poblaciones vulnerables.

     Para los analistas, si bien esas variables son efectivamente favorables, hay otras que creen que desacelerar醤 el crecimiento como de hecho han comenzado ya a reflejar algunas cifras sobre la evoluci髇 econ髆ica de M閤ico. Quiz醩 por ello y ante la dificultad que tiene poder pronosticar la evoluci髇 de una econom韆 de la importancia como la mexicana, el banco central del pa韘 ha optado por ofrecer, no un pron髎tico puntual, sino un rango dentro del cual espera caiga el desempe駉 econ髆ico del pa韘.

     揈l pron髎tico y el rango que se dio es la mejor estimaci髇 que tiene el banco al d韆 de hoy del crecimiento de este a駉, dijo ayer Alejandro D韆z de Le髇, gobernador de Banco de M閤ico al dar a conocer su nueva estimaci髇 para el crecimiento de M閤ico en 2019. El avance estimado por el gobierno de L髉ez Obrador 揺st dentro del intervalo que el banco da hoy a conocer, en la parte superior del intervalo no en la parte central, pero est dentro del intervalo.

 

 

 

 


Fecha de publicación: 28/02/2019